Algo que nos acompaña en nuestra evolución como seres humanos son nuestras capacidades. A la hora de encontrar una escuela infantil en Cartagena que cumpla con nuestras expectativas, nos fijamos en qué áreas van a potenciar en nuestros pequeños. Y es que todo adulto es consciente de que nuestras capacidades van evolucionando conforme crecemos, pero también observamos que algunas de estas habilidades parecen desaparecer. ¿Es este el caso de la imaginación?

Primeramente, la imaginación se define como la facultad de toda persona para crear situaciones, objetos, individuos o diseños mentalmente que, luego, pueden ser o no materializados en forma de libro, escultura, cuadro... A la hora de tratar la imaginación infantil, debemos centrarnos sobre todo en el surgimiento de nuevas ideas, historias inventadas, personajes u objetos que se plasman en forma de dibujos... Y, por medio de dichos dibujos, observamos la importancia de la abstracción: la mayoría de los bocetos que realizan nuestros hijos son poco realistas. 

¿Es entonces el realismo lo que mata la imaginación?

Se han realizado diversos estudios que indican que, conforme vamos entrando en años, la imaginación desaparece, y es que los adultos tendemos a ser demasiado realistas, entendiendo que ese realismo subjetivo limita nuestras capacidades de actuación. Crecemos confiando en actuar de forma correcta, ser lo más perfectos posible, en no permitirnos errores. En definitiva, viviendo con estrés por llegar a una perfección inalcanzable. 

Por esta razón, es vital que en una escuela infantil en Cartagena se invierta en la imaginación infantil, dado que dentro de la imaginación se engloba algo tan importante como es el pensamiento divergente, que es el que permite crear, experimentar y desarrollar nuevas soluciones a los problemas de siempre.

En Escuela infantil Los Siete Enanitos confiamos en que los cuentacuentos, la pintura con manos, la música o los juegos y diferentes actividades desarrollarán la imaginación de tus hijos para conseguir un mundo sin límites con pequeños ilimitables.